marzo 31, 2021 Por jazmingonzalez Desactivado

Cómo salir de la zona de confort.

Probablemente, ya has oído o leído acerca de la zona de confort, pues es un tema bastante comentado en el mundo del desarrollo personal. Resulta ser una de las causas principales por las cuales las personas no alcanzan sus metas, porque están muy ‘cómodas’ en ese lugar como para salir de ella en búsqueda de lo nuevo. Por eso, en este artículo descubrirás cómo salir de la zona de confort.

Qué es la zona de confort.

Primero, para saber cómo salir de la zona de confort es necesario conocer de qué se trata. 

La zona de confort es el espacio mental y físico en donde te encuentras hasta el día de hoy y en el cual todos los elementos que lo componen ya son conocidos por ti

Por esta razón, te mueves con cierta seguridad y tranquilidad en él; sin embargo, esto no quiere decir que estés feliz allí ni que deseas o te convenga permanecer en ese sitio. 

Por lo general, si tienes sueños y metas que quieres lograr, éstos se encuentran fuera de esta área conocida por tu mente y tus sentidos.

Cuáles son los elementos que componen la zona de confort.

Ciertamente, los elementos que conforman la zona de confort están compuestos por partes tangibles e intangibles.

Las partes tangibles son aquellos elementos físicos o materiales, como: objetos, lugares, paisajes, personas, animales, el hábitat, y el resto del mundo palpable por nuestros cinco sentidos en general.

Mientras que las partes intangibles son los elementos imperceptibles por los cinco sentidos, como las emociones, las creencias, los sistemas de valores, los sentimientos, los juicios y todo aquello que no podemos percibir a través de los cinco sentidos. No obstante, de igual manera forman una parte importante de nuestra vida. Incluso, se podría decir que es la parte más importante y difícil de soltar.

Por qué es necesario salir de la zona de confort.

Seguramente sabes que la mente tiene como fin ‘proteger tu supervivencia’ y esto implica mantenerte en tu lugar conocido, pues allí es donde conoces todos los componentes de ese sistema y es la razón por la cual es más fácil tomar decisiones.

No obstante, los sueños y metas por lo general están fuera de esa ‘área protegida por la mente’, porque se tratan de experiencias nuevas y nunca antes experimentadas.

Esto explica por qué debes tomar la decisión consciente de hacer cosas que antes nunca hiciste, pues si sigues haciendo lo habitual, sólo seguirás manifestando lo que hasta ahora has conseguido.

Por ejemplo, si deseas bajar de peso, no puedes pretender seguir tu misma rutina de alimentación que te llevó a experimentar el sobrepeso. Igualmente, si deseas duplicar tus ingresos, no puedes seguir utilizando la misma estrategia de ventas que has usado hasta ahora y que te llevaron a conseguir los resultados que tienes.

Cómo salir de la zona de confort.

En primer lugar, para salir de la zona de confort es esencial identificar cuáles son los elementos que componen tu zona de confort. Toma en cuenta tanto los elementos tangibles como intangibles que la componen.

Seguido de esto, debes tener una visión clara de hacia dónde quieres dirigirte y cómo está compuesto ese ‘nuevo lugar’ en el que deseas estar, es decir, cuáles son los nuevos elementos tangibles e intangibles característicos de ese nuevo lugar.

Por último, desglosa tu meta final en pequeños objetivos y haz un plan de acción, de tal manera que te ‘obligues’ a salir de tu zona de confort de a poco. Así evitarás que el cambio sea brusco y violento, de lo contrario, tu mente podría autosabotearte para ‘protegerte’ de lo desconocido.

Es por ello que es vital que tomes decisiones firmes que te lleven a moverte de tu lugar habitual poco a poco. De esta manera, la mente se irá acostumbrando a los cambios y, al sentirse cómoda y segura, no actuará en contra tuya.

¿Te gustaría recibir una guía para salir de tu zona de confort y seguir los pasos exactos que te apoyarán a la materialización de tus sueños?

Tengo algo interesante para ti.