Qué es la muerte desde la espiritualidad.

La muerte como puente entre la vida terrestre y la vida espiritual.

Para comprender qué es la muerte y verla con ojos objetivos, es necesario comprender que los seres humanos somos almas utilizando un cuerpo físico para experimentar una determinada realidad en la Tierra, de la cual integraremos lecciones que nos ayudarán a recordar que somos Uno con la Divinidad.

El alma es como el contenedor del Espíritu, y el alma utiliza un cuerpo físico mortal para poder movilizarse en este plano terrestre.

Comprendiendo esto, podemos ver con claridad que no somos el cuerpo físico, sino que somos Espíritu.

No pertenecemos originalmente a este plano, sino que venimos de la eternidad. Nuestra estadía en la Tierra es sólo temporal, para lo cual usamos el cuerpo físico. Una vez finalizada la estadía, dejamos el cuerpo físico en donde pertenece y el alma vuelve también a donde pertenece.

A esta transición de un plano a otro, socialmente es conocida como muerte.

La muerte es sólo el proceso de transición que realiza el alma de un plano a otro, es decir, deja la Tierra para volver al plano de almas. En esta transición, también deja el cuerpo físico que sólo era útil en la Tierra, pues en el plano de almas no lo necesita. El alma ni siquiera es mujer o varón, tampoco tiene la edad lineal que tenía en la Tierra y mucho menos cumple el rol que cumplía en ella como el de padre, madre, hijo, hija, esposo, esposa, etc. En el plano de almas, ella ‘simplemente’ es lo que Es: Espíritu. El Espíritu está libre de etiquetas, roles y edad lineal. Es atemporal y eterno.

La muerte como amiga.

La muerte es vista como una catástrofe, desgracia e incluso un castigo para el ser humano, en especial para la sociedad influenciada por la religión judeo-cristiana. Sin embargo, esto está muy lejos de la verdad, pues, como ya vimos anteriormente, la estadía del alma en este plano físico es sólo temporal. Cuando el alma cumple el plazo establecido de antemano por ella misma para vivir e integrar las lecciones de amor, deja el cuerpo físico, que es únicamente útil aquí, y vuelve al plano de almas.

¿Cómo podría tratarse de una desgracia o castigo semejante transición? Se trata de algo natural y necesario, pues este espacio físico no es el hogar del alma. Ni siquiera el cuerpo físico le pertenece.

El ego, el sistema de creencias de separación, miedo y debilidad que se adquiere al ingresar a este plano, es el que cree que éste es su hogar y que el cuerpo físico y todas las etiquetas y roles asignados a él le pertenecen. Y está en lo cierto, le pertenecen a él, al ego, pero NO al alma. Recordemos que el Alma está libre de etiquetas y roles, simplemente es Espíritu.

Por lo tanto, una mirada objetiva sobre la muerte sería verla como una amiga que apoya al Alma a cerrar su ciclo en este plano para volver a su hogar.

La muerte como maestra.

Es lógico que los seres humanos que aún quedan en este plano sientan tristeza por la partida de quien fue, tal vez, su padre, madre, hijo, hija, esposo, esposa, etc., pues ellos áun tienen adherido el sistema de creencias del ego. Por lo tanto, los pensamientos y sentimientos de separación y pérdida son ‘normales’. Sin embargo, al tener conocimiento de qué es realmente la muerte y lo que ocurre en ese tránsito, podríamos suavizar esos pensamientos y sentimientos de dolor.

También es importante hacer el duelo por la persona que ha hecho el tránsito y expresar las emociones del momento, pero desde la consciencia de que el alma sigue viva y que esos sentimientos de dolor, tristeza, etc., son productos de la mente egóica que se cree un cuerpo. Al ser seres humanos, es necesario vivir esa parte humana y expresar las emociones, pero sin engancharnos a ellas.

La muerte puede ser utilizada como una gran maestra que nos recuerda nuestra verdadera naturaleza atemporal y eterna, y valorar este mundo con su verdadero valor temporal y finito, sin aferrarnos a él más de lo que corresponde.

¿Te gustaría profundizar más sobre la vida, la muerte, el sentido de las relaciones y tu propósito de vida? Si respondiste que sí, te recomiendo mi libro Memorias del Alma. Toca en Más Información para conocer todos los detalles.

libro-en-español-memorias-del-alma-sentido-de-la-vida-proposito-de-la-vida-plan-del-alma-plan-de-tu-alma-best-seller