abril 15, 2021 Por jazmingonzalez Desactivado

Cómo conectar con la Divinidad que habita en ti.

En las siguientes líneas te revelaré cómo conectar con la Divinidad que habita en ti.

Este artículo es exclusivo para las personas que resuenan con el mensaje de que la divinidad no es ningún ser superior a quien debe rendir culto o devoción, sino más bien, la intuición le afirma que se puede vivir la espiritualidad desde un lugar de mayor libertad e inclusión.

La figura de la divinidad en la sociedad.

Por lo general, en las sociedades donde la religión principal es la judeo-cristiana existe la fuerte creencia de que dios es un ente totalmente separado del ser humano, que está en vigilia constante para premiar o castigar y a quien se le debe rendir culto, devoción y obedecer siguiendo determinadas pautas de conducta.

Independientemente de si profesas o no la religión, esta idea de dios está presente en el inconsciente colectivo de esa sociedad, razón por la cual, también te afecta a ti, a menos que de manera consciente decidas lo contrario.

¿Qué quiero decir con esto? Básicamente, que por más que no vayas a misa todos los domingos, es muy probable que aún tengas la imagen de un dios de género masculino, separado de ti y a quien puedes recurrir en caso de urgencia.

Además, es muy posible que, si no practicas abiertamente ninguna de las religiones que apoyan la creencia de un dios como entidad separada, sea esta o no con bases judeo-cristiana, te hayas ‘quedado’ únicamente con lo ‘bueno’ de ese dios, es decir, no crees que te puede castigar o que debes cumplir ciertas obligaciones para con él, pero sí aceptas la idea de que puede ayudarte o concederte lo que le pides. ¿Te suena conocido?

La divinidad como parte de tu esencia inseparable.

Sin embargo, desde la espiritualidad no dual, la divinidad forma parte de tu esencia inherente, intransferible e inmutable.

En otras palabras, tú como ser humano, si bien tienes un cuerpo físico y una mente que perecen, de igual manera posees un alma que es el espíritu encarnado. De la misma manera este espíritu forma parte de la divinidad que es el origen y permanencia del todo. Resumiendo, tú eres la divinidad misma, en formato humano experimentando este plano de existencia.

La divinidad que habita en ti.

Indiscutiblemente, existen varias teorías de cómo se originó la vida, desde el punto de vista espiritual no dual. La más nombrada es que la divinidad decidió experimentarse a sí misma a través de diferentes experiencias, y este planeta representa una de las millones maneras en las que se está experimentado en esencia.

Por esta razón, surge la capacidad creadora del ser humano a través de las emisiones de vibraciones energéticas que transmite por medio de los pensamientos, palabras, emociones y acciones, que más allá de ser una simple creencia, la física cuántica y varios científicos cuánticos ya han demostrado su veracidad.

Cómo conectar con la divinidad que habita en ti.

Primeramente, es bueno recordar que siempre estamos conectados con la divinidad porque simplemente formamos parte de ella. No podemos separarnos ni desconectarnos, pues de lo contrario dejaríamos de existir. Y no me refiero a que de lo contrario moriríamos, sino que literalmente dejaríamos de existir en toda la existencia.

Pero, para las conexiones conscientes para encontrar apoyo, claridad, guía e incluso paz, sin duda alguna, hay muchas maneras de conectar esa parte divina que está en ti. Por ejemplo: la meditación, la programación del sueño para recibir guía de tu Yo Superior, la lectura de las cartas del tarot, lectura del péndulo, e incluso utilizando las leyes universales detalladas en la física cuántica, que básicamente se resume en el sentimiento de gratitud por el deseo cumplido (si ese fuera el caso).

Cómo conectar con la divinidad que habita en ti utilizando la programación del sueño.

La programación del sueño para recibir guía sobre determinado tema es una técnica muy sencilla.

Antes de ir a dormir, en un estado de relajación, pides en voz alta a tu Yo Superior (la divinidad en ti) que precisas que te entregue guía o respuesta sobre un suceso, tema o lo que sea que requieras. Luego, duermes.

Al día siguiente, cuando despiertes, escribe en una hoja de papel el sueño que tuviste, pues muy probablemente allí recibiste la respuesta. O, en todo caso, durante el día o la semana, tendrás algún presentimiento o revelación que será la contestación a tu pregunta.

Esta respuesta puede venir en forma de canción, de palabras dichas por otras personas, carteles en la calle, libros, audios, videos, etc. Es muy importante que estés atenta y abierta a las señales, y que no te dejes llevar por la ansiedad o la incredulidad.

Finalmente, no olvides que no hay nada allá afuera que pueda rescatarte o salvarte. Así como tampoco existe nada que pueda premiarte o castigarte.

Eres tú misma quien tiene toda la capacidad de amarse incondicionalmente y permitirse vivir las experiencias más bellas de la vida. Y de manera similar, eres tú misma quien por creencias o vivencias limitantes, te bloqueas a recibir al Amor en todas sus expresiones, y sólo permites que en tu vida se manifieste el miedo en formas de: enfermedad, escasez, separación, pobreza, soledad, sufrimiento, etc.

Toma consciencia de tu naturaleza divina y ábrete al Amor en todas sus facetas.

¿Te gustaría conocer más acerca de la Divinidad que habita en ti y tu conexión con la Vida?
Pincha el botón de abajo, esto te va a interesar.