Cómo encontrar el sentido de la vida.

Para llegar al entendimiento del sentido de la vida, es importante mencionar que nada en este mundo tiene significado por sí mismo. ¿Qué quiere decir esto? Que somos nosotros quienes damos significados a cada cosa, persona o situación en base a nuestros condicionamientos sociales, como la cultura, la religión, el sistema educativo, etc.

No existe lo ‘bueno’ ni lo ‘malo’. Tampoco lo ‘bonito’ o lo ‘feo’ y ningún otro adjetivo calificativo que conozcamos y que podamos aplicar a cualquier situación, objeto o persona. Absolutamente todo es neutro y cualquier calificativo que podamos colocar es meramente subjetivo.

Lo que para nosotros es ‘bueno’, para otra persona con una base socio-cultural diferente podría significar algo ‘malo’. Por ejemplo, para la cultura latina es ‘cordial’ saludar pasando la mano a las personas o incluso dando besos, pero para la cultura oriental esto es interpretado como un ‘atrevimiento’ o ‘falta de respeto’.

El sentido de la Vida.

Esta neutralidad también aplica a la vida misma: la vida no tiene significado por sí misma, por lo tanto, tampoco tiene sentido.

La vida es completamente neutra, sin embargo, tiene un propósito muy específico para el Alma y es el siguiente:  servir como escenario para que el Alma, según el papel que planificó encarnar en este ‘teatro’, logre recordar e integrar la Verdad sobre su naturaleza divina.

Cómo encontrar el sentido de la vida.

Tú eres quien le da un sentido a la vida, por lo tanto, es inútil pretender ‘buscar’ externamente el sentido de la misma.

Para encontrar el ‘sentido de la vida’ para ti, basta con reconocer el papel que tu Alma ha elegido interpretar en este plano. Por ejemplo, tu alma pudo haber elegido ‘jugar’ el papel de médico, para que, a través de este rol, ella recuerde e integre que su naturaleza es divinidad pura. Así se aplica para cualquier otro rol: actriz, cantante, futbolista, escritor, maestro, madre, padre, hijo, hija, etc.

Estos roles son los que nos mantienen activos durante este juego llamado vida y, de alguna forma, nos hacen darle ‘sentido’ a ella. De allí la importancia de no dejarse llevar por los estándares sociales, culturales o religiosos, pues lo que para otros es ‘inadecuado’, ‘imposible’, ‘malo’, etc., podría ser el camino exacto que el alma eligió para aprender sus lecciones de Amor.

Cuando tu vida no tiene sentido.

La vida sí tiene un propósito muy claro, pero no un sentido en específico, pues varía de alma a alma.

Si te encuentras realizando actividades que no son de tu agrado y únicamente lo haces por presión social, por miedo, por costumbre o por algún otro motivo que no tenga como base el Amor, es muy fácil que caigas en la interpretación de ‘mi vida no tiene sentido’. Esto resulta obvio, pues no has permitido que tu alma se exprese a través de ti en el papel y circunstancias que ella eligió y entonces, te ves en un escenario de estrés, ansiedad, carencias, escasez y toda clase de emociones provenientes del miedo, que es lo opuesto al Amor.

Escoge escuchar a tu alma y sigue su llamado. Únicamente de esta forma, encontrarás que tu vida tiene un bello y profundo sentido.

Viniste al mundo para ser feliz.

Te invito a profundizar más sobre este tema y ganar más claridad sobre tu propósito y misión de vida con la guía de mi libro Memorias del Alma.
Toca en Más Información para conocer todos los detalles.

libro-en-español-memorias-del-alma-sentido-de-la-vida-proposito-de-la-vida-plan-del-alma-plan-de-tu-alma-best-seller-amazon-kindle-storytel-everand-scribd-audible-apple-google