Los medios de comunicación programan tu mente.

Transcripción del episodio #17 del Podcast Empoderamiento Consciente, por Jazmín González. Todos los derechos reservados.

¡Hola! Mi nombre es Jazmín González y te doy la bienvenida a este espacio de Empoderamiento Consciente, en donde juntas reflexionamos sobre la Vida y sus diferentes elementos, desde una perspectiva más profunda, espiritual, consciente y empoderante.

Este tema es muy interesante porque consciente o inconscientemente estamos influenciadas por los medios de comunicación. A no ser que vivamos en una cueva en la cima de una montaña inexplorable, todas, de una u otra manera, estamos siendo constantemente bombardeadas por los medios de comunicación, ya sea televisión, radio, redes sociales, películas, series, libros, etc. Para los efectos prácticos de este episodio, usaré el término medios de comunicación para hacer referencia a cualquier forma que se utilice para difundir un mensaje del tipo que fuese, ya sea informativo, entretenimiento, intelectual, espiritual, etc.

Los medios de comunicación, tengan la finalidad que tengan, es decir, sea o no su intención la venta de algún producto o servicio, siempre, en todo momento, están difundiendo un mensaje, una idea o una historia. Esto no representaría ningún riesgo si estos mensajes, ideas o historias fuesen completamente neutros y desprovistos de significado alguno, sin embargo, todos ellos fueron escritos, redactados, desarrollados y manipulados por otras mentes: por las mentes de los directores, redactores, publicistas, diseñadores, escritores, etc. Esto quiere decir, que cada vez que tienes contacto con cualquier medio de comunicación estás teniendo contacto con el sistema de creencias, con el sistema de pensamientos de la persona o de las personas que estuvieron o están detrás de ese medio de comunicación y que de forma intencional están emitiendo cierto tipo de mensaje.

Hasta aquí, pareciera todo muy inofensivo, sin embargo, el posible riesgo comienza cuando analizamos el tipo de mensajes que estamos recibiendo de parte de los medios de comunicación. Me gustaría que realices una lista mental de cuáles son los 3 medios de comunicación que más utilizas, podría ser la televisión, las redes sociales, los libros. Ahora, analiza el tipo de información que conscientemente tú permites que ingrese en tu mente a través de estos medios, es decir, qué tipo de programas eliges para ver, qué series, qué películas, a quiénes sigues en las redes sociales, qué temática de libros lees… Si realizas este ejercicio, te darás cuenta de la cantidad de mensajes de todo tipo que recibes a diario porque tú misma lo permites, porque eres tú quien elige qué serie ver, a quién seguir en las redes sociales para ver sus contenidos, qué libro leer… Cada uno de estos canales de comunicación representan una ventana abierta para que el sistema de pensamientos de estas personas llegue hasta ti, y tú, si no eres consciente de esto, corres el riesgo de tomarlo como verdad absoluta, como la única cara de la vida y única posibilidad para elegir.

Cada persona tiene un nivel de consciencia diferente, y cada una de ellas habla según ese nivel de consciencia, según su mentalidad, por lo tanto, todos los mensajes que recibes a diario por cualquier canal de comunicación, son sólo un reflejo del sistema de pensamientos de una o varias personas, pero no representa la verdad absoluta. Recuerda que, cada realidad vivida por cada persona difiere según el sistema de creencias de estas, es decir, cada persona manifiesta su propia realidad según sus creencias, sin importar que vivan en el mismo país, en el mismo barrio, en el mismo edificio, las realidades manifestadas por cada persona serán diferente porque cada persona tiene un sistema de creencias diferente, y sumado a esto, el camino que su alma haya elegido transitar para lograr su evolución. Por esto, nunca puedes utilizar la opinión de una persona como parámetro para medir tu vida, ya que cada persona habla según su propia verdad, y no según la verdad absoluta, que, en realidad, nadie la tiene.

Incluso, este podcast, es un canal de comunicación en donde yo comparto contigo lo que para mi es una verdad, o lo que, según yo, según mis propias experiencias y visión sobre la vida, considero útil y empoderante, sin embargo, para otras personas, lo que yo comparto podría ser una completa tontería, porque tiene un sistema de creencias completamente diferente.

Por eso, es muy importante, que, primeramente tomes consciencia que cada vez que te expongas a un medio de comunicación, incluso un cartel publicitario en la calle, está reflejando un sistema de creencias que no tiene por qué coincidir con el tuyo, y tú tienes la libertad y el derecho, y hasta la obligación misma, de decidir con consciencia si permites o no que ese mensaje forme parte de tu sistema de creencias, en otras palabras, en ti está la última palabra de aceptar o no ese mensaje como verdad para ti.

Te pongo un ejemplo práctico: estás viendo el noticiero, y la periodista relata un suceso de asalto… esto podría considerarse como un hecho, pero no tiene por qué reflejar tu realidad, es decir, tú lo puedes ver como una anécdota, que en algún lugar del país donde vives sucedió esto, pero está en ti el utilizar este suceso para etiquetar al país como inseguro, y comenzar a sentir una serie de emociones con relación a esto, como miedo a salir a la calle. Depende de ti, el tomar esta información y tomar consciencia de que este suceso pudo haber ocurrido por varios motivos, como, por ejemplo, nivel de vibraciones entre las personas afectadas, pactos álmicos, nivel de consciencia, etc., y no como una verdad absoluta que necesariamente a ti también podría sucederte.

Otro ejemplo: estás viendo una película en donde hay una disputa entre personas con mucho dinero y personas con poco dinero, y resulta que las personas con dinero utilizan métodos poco éticos para sacar provecho del otro grupo de personas… Aquí claramente podrías observar un sistema de creencias en donde se sostiene que las personas con dinero son malas y las personas con poco dinero son víctimas indefensas… Depende de ti el tomar este mensaje como realidad absoluta o simplemente observarlo como un sistema de creencias de la persona que escribió la trama de la película.

El problema está en que, analizar el mensaje recibido conlleva mucho desgaste energético y mental, y la mente realiza esta tarea por nosotras casi de forma automática, es decir, según las creencias que ya tenemos guardadas a nivel subconsciente, clasifica los estímulos que recibimos del exterior y si coinciden con las creencias que ya tenemos, los recibe, y si no, los rechaza. Por eso, si estamos en un camino de expansión de consciencia, de desarrollo personal, es vital que no permitamos que esto suceda, por lo que es necesario que nosotras le facilitemos la tarea a la mente, eligiendo conscientemente consumir contenidos que sabemos que transmiten mensajes de empoderamiento, de paz, de libertad, de armonía, de gozo, de luz… y desechar conscientemente los contenidos que provienen de sistemas de creencias basados en el miedo, en la carencia, en la supervivencia, en el ataque, en la defensa, en el ego…

Lastimosamente, cuando éramos niñas no pudimos hacer esta depuración de información que recibíamos, por lo que la mayoría de nuestras creencias almacenadas en la mente subconsciente son obsoletas de acuerdo al tipo de realidad que ahora queremos manifestar, porque consumíamos cualquier tipo de películas, series de moda o música de moda o leíamos libros de entretenimiento y que por lo general, estos tipos de canales de comunicación reflejaban el sistema de creencias mayoritario de la sociedad, que es aquel en donde se considera al ser humano como un ser meramente de carne y hueso, finito, que debe luchar por ganar dinero para ganarse la vida, para luego, finalmente morir.

Por eso, si dejamos que la mente siga clasificando por nosotras los estímulos que recibimos de los diferentes canales de comunicación, sin que nosotras hayamos sabido elegir previamente, estaremos introduciendo en nuestra mente más información que refuercen las creencias que nos impiden manifestar una vida libre, abundante y empoderada.

No se trata de vivir en una cueva sino de estar conscientes del tipo de información que permitimos que entre en nuestra mente, a través de lo que vemos, escuchamos y leemos y no tomar como verdad absoluta, sino cuestionarlo y darnos el permiso de pensar diferente y expresarlo sin miedo.

La invitación de hoy es practicar el amor propio y que por amor a ti misma, elijas conscientemente qué contenido consumir y qué no, sé firme contigo misma a la hora de decir que no a ciertas series, películas, canciones o libros que, por más que sean los que están de moda, sabes que difunden un mensaje desempoderante, y por compromiso contigo misma y con tu desarrollo personal y espiritual, decidas, tal vez, escuchar aquella canción o ver aquella película, serie o documental menos popular pero que sabes que aportará empoderamiento y consciencia a tu ser.

Si te gustaría profundizar más sobre cómo desprogramar tu mente de viejas creencias limitantes para reprogramarlas con creencias que apoyen el tipo de vida que eliges manifestar y que esté en alineación con tu alma, te recomiendo mi libro Tu vida desde el Amor, allí comparto mucha información valiosa para que lo puedas lograr. Encuentra más información en mi sitio web jazmingonzalez.com/libros.

Si esta reflexión ha resonado en ti, te animo a que la compartas para que llegue a más personas. También te invito a que te suscribas a este podcast, a mi canal en YouTube y me sigas en las redes sociales, con este gesto apoyas para que este mensaje de empoderamiento consciente llegue a más personas.

¡Gracias por compartir este espacio conmigo y nos encontramos muy pronto! 

Descubre cómo manifestar tu realidad en coherencia con tu alma, con la poderosa guía compartida en el libro Tu vida desde el Amor. Para más información, haz clic en el botón de abajo.

libro-en-español-tu-vida-desde-el-amor-manifiesta-salud-dinero-y-amor-con-fluidez-y-armonía-en-coherencia-con-tu-alma-ley-de-atracción-manifestación-sanación-emocional-espiritualidad-poder-interior-jazmin-gonzalez