Expresar tu disconformidad es un acto de amor y respeto a ti misma.

Transcripción del episodio #42 del Podcast Empoderamiento Consciente, por Jazmín González. Todos los derechos reservados.

“La desconexión con la diosa interior hace que la mujer sostenga una distorsión profunda acerca de su autoimagen y su autoconcepto, lo que la limita en cuanto a la calidad de las experiencias que se permite manifestar conscientemente en su vida, porque al identificarse con su cuerpo humano que es limitado, se ve a sí misma como pequeña, débil, inadecuada e insuficiente. Esto, a su vez, la lleva a creer que debe ganarse el permiso, la aprobación y la validación de las demás personas siendo o haciendo lo que éstas esperan de ella, lo que destruye aún más su autoestima y su autoconfianza.

Libro Bendice tus mañanas y despierta a tu diosa interior.

¡Hola! Mi nombre es Jazmín González y te doy la bienvenida al Podcast Empoderamiento Consciente, en donde juntas reflexionamos sobre la Vida y sus diferentes elementos, desde una perspectiva más profunda, espiritual, consciente y empoderante, con el objetivo de despertar y recordar nuestra esencia divina y, finalmente, recuperar nuestra soberanía personal.

En este episodio reflexionaremos sobre tu derecho a expresar tu disconformidad con valentía y seguridad.

Por muchos años a las mujeres nos habían prohibido hablar, reclamar y expresarnos. En varios países, para no decir todos, al ser humano en general, por muchos años, los gobernantes habían prohibido reclamar, quejarse y expresarse, como forma de control y de manipulación.

Por esto, no ha de extrañarte que hoy en día aún te resulte muy difícil expresar tu disconformidad acerca de algo por miedo a ser juzgada de determinadas formas, porque todavía está considerado como algo ‘‘malo’’ el exigir tus derechos de ser respetada en lo que a ti te pareció una falta de respeto. Incluso, se piensa que el hecho de expresar tu disgusto podría incitar a la discordia entre los involucrados. Esto sucede especialmente en los núcleos familiares, en donde muchas veces se aceptan malos tratos y abusos por temor a ‘‘quejarse’’ y ‘‘destruir’’ la unidad familiar.

Esta autocensura también ocurre en los lugares donde acuden muchas personas, por ejemplo, restaurantes, bancos, centros comerciales, etc. cuando no estás conforme con un servicio recibido o producto adquirido y prefieres callar y aceptarlo con tal de no manifestar tu disconformidad y ser tomada por ‘‘pesada’’, ‘‘mal humorada’’ y todos los adjetivos que seguramente conoces muy bien.

Debes tener muy claro que expresar tu disconformidad sólo se trata de hacer uso de un derecho que todos tenemos como seres humanos que vivimos en una sociedad, que es exigir respeto. Expresar tu disconformidad sobre una situación, un servicio o un comportamiento es tu derecho.

Cuando aceptas algo que no te gusta, que no es lo que esperabas, que no es lo que te prometieron, que no te satisface te estás faltando el respeto a ti misma y estás enviando un mensaje a tu mente subconsciente de que tú no eres merecedora de recibir un mejor servicio, un mejor trato, una mejor calidad, que no eres digna de recibir lo mejor. Esto afecta directamente tu autoestima y tu autoconfianza. Asimismo, estás enviando a las demás personas el mismo mensaje de que tú no eres digna de recibir lo mejor y de que te conformas con lo que sea.

Esta creencia limitante de que expresar tu disconformidad es algo ‘‘malo’’ y de que ‘‘las mujeres ‘‘buenas’’ no lo hacen’’ debe ser sanada y lo logras expresando lo que piensas, lo que opinas, lo que quieres, lo que no quieres, lo que te gusta, lo que no te gusta.

Por supuesto, cuando menciono el derecho de expresar tu disconformidad me refiero a hacerlo de manera respetuosa para todas las partes involucradas, sin humillar u ofender a nadie, simplemente hacer entender a la otra parte tu disgusto, con el fin de mejorar la relación entre ambos, llegar a un acuerdo, corregir el error, etc.

En otras palabras, expresa tu disconformidad no para desquitar tu frustración con la otra persona sino con el objetivo de darle una retroalimentación sobre lo que acabas de recibir.

Antes de continuar con el desarrollo de este episodio, hago esta pausa para recordarte que todos los episodios del Podcast Empoderamiento Consciente que ya fueron publicados los encontrarás en mi sitio web oficial jazmingonzalez.com. También visita mi sitio web para conocer y obtener más información sobre todos los libros, audiolibros y programas que he desarrollado para apoyarte en tu camino hacia el empoderamiento personal y espiritual desde la consciencia.

Expresar tu disconformidad, que no estás de acuerdo, que no te gusta, que no te satisface algo te puede salvar la vida: puede evitar maltratos, abusos y otros tipos de violencia. Muchas veces callarte por miedo al qué dirán, al qué pensarán de ti te puede costar muy caro y te puedes arrepentir más adelante.

No calles, no guardes silencio, no aceptes y no agaches la cabeza ante algo que no estás de acuerdo, que te molesta, que te decepciona, que te incomoda, que te lastima, que no te mereces.

Reclamar un buen servicio, un buen producto, un buen trato o un buen comportamiento es tu derecho como ser humano.

Si no expresas tu disconformidad, ¿cómo las demás personas sabrán que eso que te dieron, tal vez con muy buena intención, realmente no coincide con lo que tú esperabas? ¿Cómo podrán retractarse o enmendarse si no les haces saber tu disconformidad? No esperes que lo adivinen, diles tú. Hacer esto te prevendrá de varios malos entendidos.

¡Ya no te calles, ya no guardes silencio! ¡Habla, y habla muy fuerte, habla alto, que todos te escuchen! El mundo necesita escuchar tu voz. Tú misma necesitas escuchar tu voz. Otras mujeres necesitan escuchar tu voz. Los hombres necesitan escuchar tu voz. Otros seres humanos, niños, jóvenes y adultos necesitan escuchar tu voz. Tu voz podría hablar por otras personas que no pueden hacerlo. Cuando tú te permites hacerlo, estás dando el permiso para otros también lo hagan. Permite que todas ejerzamos nuestro derecho a expresar nuestra disconformidad para exigir nuestro derecho a ser respetadas en lo que para nosotras sea importante, desde una relación de pareja hasta una taza de café.

Expresar tu disconformidad también es poner límites saludables entre tú y los demás, porque al hacerlo dejas muy claro a las demás personas cómo te pueden tratar, qué toleras y que no. Esto es amor propio. Esto es respeto por una misma.

Confía en ti misma y di lo que sí quieres con claridad y fuerza. Si te cuesta hacerlo, te recomiendo que comiences a sanar y desarrollar tu autoestima, tu amor propio, tu autoimagen y tu autoconfianza, porque si te percibes a ti misma como una mujer que no merece recibir lo mejor, a quien nadie escucha, que no es vista o a quien nadie importa, jamás podrás exigir este derecho porque ni siquiera te respetas a ti misma. Respétate primero a ti misma para que luego los demás lo hagan. Recuerda que las demás personas te ven como tú te ves a ti misma y te tratan como tú te tratas a ti misma, porque el mundo exterior es sólo un espejo de tu mundo interior.

En mi libro Bendice tus mañanas y despierta a tu diosa interior comparto contigo poderosas bendiciones matutinas para activar tu autoestima y tu autoconfianza para elevar tu vida al siguiente nivel. Para más información visita mi sitio web  jazmingonzalez.com.

¡Hemos llegado al final del episodio! ¡Gracias por haber compartido este espacio conmigo y nos encontramos en otro episodio de Empoderamiento Consciente!

Activa tu autoestima y tu autoconfianza para elevar tu vida al siguiente nivel con el apoyo de mi libro Bendice tus mañanas y despierta a tu diosa interior. Para más información, haz clic en el botón de abajo.

bendice-tus-mañanas-y-despierta-a-tu-diosa-interior-bendiciones-para-activar-tu-autoestima-y-tu-autoconfianza-para-elevar-tu-vida-al-siguiente-nivel-libro-jazmin-gonalez-autoestima-inquebrantable-amor-propio-desarrollo-personal-crecimiento-personal-mujer-empoderada-empoderamiento-sanacion-emocional-liberacion-paz-mental-mentalidad-libro-de-ejercicios-guia-para-la-mujer-best-seller